miércoles, 21 de julio de 2010

Ley de Matrimonio Igualitario: "Escúchame entre el Ruido"

Finalmente la semana pasada se aprobó en Argentina la Ley de Matrimonio Igualitario, que permite el casamiento entre personas del mismo sexo...
Hubo fuertes campañas previas a la votación en diputados y senadores, y los argumentos de oposición a la ley a veces fueron tan débiles -y hasta ridículos- que parecían hechos a favor, y no en contra... (Una famosa conductora de televisión alertó sobre el peligro de violación por parte de padres homosexuales a un varón adoptado ¿?)...

Si bien parece que una parte de la sociedad todavía no está preparada para una situación de éste tipo, hace 40 años ésta ley directamente hubiera sido impensada, y ni siquiera funcionaba el Congreso para debatirla...


Por aquél tiempo también daba sus primeros pasos el Rock en castellano en Argentina, de la mano de bandas como Almendra, Los Gatos y Manal, y solistas como Moris (Mauricio Birabent), que fué el trovador de ésa primera generación, con el testimonio urgente y desgarrador del disco "Treinta Minutos de Vida"(1970)...

Ahí estaban por supuesto "El Oso", "Ayer Nomás", y "Escúchame entre el Ruido", seguramente el alegato más directo del Rock Nacional contra la hipocresía, y a favor de la igualdad...
"Escuchame entre el Ruido" también se usó hace unos años para titular un album tributo a los años fundacionales del movimiento (y Gustavo Cordera de Bersuit cantó ésa canción)...

Por su parte Moris fué uno de los que más sufrió el peso de la censura.  Después de otro disco partió rumbo a  España, para desarrollar un Rock bien directo ("Zapatos de Gamuza Azul"), y regresó en 1980, con un recital nostálgico pero también enérgico en Obras Sanitarias, donde por fin mi generación vió en vivo al prócer cantando "De Nada Sirve".

La poesía implacable de "Escuchame entre el Ruido" atravesó 40 años de historia en donde pasó de todo (con el rock, con los gays, con la política...), y adquiere renovada vigencia en éstos días, como símbolo de tolerancia y respeto. 



"ESCUCHAME ENTRE EL RUIDO"

El hombre tiene miedo de ver la verdad,
de ver que él era algo que no podía definir..
de ver que al fin su sexo pudo ser o no ser
que no era absoluto, que podía ser la flor...

El hombre tiene miedo de su sexo también
y niega a la mujer que lleva dentro de él
¿Qué flor le daré a aquel que vive sin amor?
la flor de mil y un sexos, la flor de un creador...

Cuando él era muy pequeño, él sabia vivir,
todo era pureza, mamá y papá
si después creció, sufrió y lloró
¿dónde estará la flor, dónde está el que se fue?

Un día la farsanta, nuestra gran sociedad...
Le dijo mil mentiras, lo metió en un corral,
le dijo que su sexo él tenía que ocultar,
la flor se marchitó, no pudo ver el sol...

También le dijo como él tenia que pensar,
sentir, vivir, amar y ser un ser normal,
después le regalo, el caos, la maldad
y la publicidad por fin lo convenció...

Te engañaron, ya lo sabes, sino lo sabes también
con la pluma y la palabra; y con silencio también...
aunque bien bien lo sabia, la bendita sociedad
que eras algo más que un sexo y tu cédula de identidad...

Lo miro a mi abuelo, el era muy viril
igual que yo, era hombre o mujer
díganme ustedes, dueños de la moral!!
la voz de ese viejito ¿es de hombre o de mujer?

Escúchame, hermano, entre este ruido actual...
hermano, te lo pido!! ayúdame a seguir
no esperes que te entiendan ¿por qué lo habrían de ser?
son solo maquinitas que no pueden fallar...

Las maquinas fabrican frases para vivir,
y todos repetimos, sin nunca descubrir
que la libertad del hombre no era de metal!!
La máquina triunfó, y el hombre se acabó...

Ustedes dicen macho, varón y que se yo,
me meten en un molde como si fuera un flan
y para recibirme de hombre, no es verdad,
me tengo que pelear, no tengo que llorar...

Hablar de las mujeres como cosa que hay que usar,
tener la pose macha y la voz de arrabal,
pero yo bien los conozco. No me pueden engañar,
tienen mucho miedo que los llamen anormal...

Cuando un niño te sonríe, y él te quiere acariciar,
cuando lloras y estás solo, y no hay nadie a quien llamar,
cuando mueres un instante porque estás con ella al fin,
cuando abrazas a un amigo que lo quieras como a un Dios,

¿Están ciegos, son idiotas?
¿O qué es lo que pasa aquí?
¿O qué es lo que pasa aquí?
¿O qué es lo que pasa aquí?


2 comentarios:

Lucy in the Sky dijo...

La música y la poesía siempre hacen vanguardia. La sociedad tiene los engranajes oxidados. Sus relojes atrasan más de 500 años.

Aldo dijo...

Lucy: Y algunos ya votaron ésta ley hace 40 años!!! Saludos