viernes, 16 de julio de 2010

Comprando DISCOS en OFERTA

Revisar las bateas de oferta en las disquerías era un paseo obligado, y cada tanto me encontraba con algún disco -o cassette- que hasta me daba miedo pedir, pensando que podía ser un error... 

Es difícil explicar la sensación de estar llevándote un tesoro por poca plata, cuando actualmente nos bajamos de internet música "a lo pavote" (Nada más barato que eso)...  Y todo para llegar a la conclusión de que...  ¡No hay nada más lindo que comprarse un disco!.


La diferencia es que la mayoría de los chicos que ahora tienen la edad que yo tenía en aquellos últimos años de la década del '70 y primeros de los '80, quizás nunca compraron uno.

Por exceso de stock, o por la poca salida que pudiera tener cierto material en la zona donde estaba la disquería (eran más comunes los negocios independientes que las grandes "cadenas"), era posible algún pequeño "milagro" de vez en cuando...

A modo ilustrativo paso a enumerar algunos de los Grandes Discos que compré a Pequeños Precios, solamente apelando a la memoria, y dejando pendiente una segunda parte para cuando -después de un breve inventario- encuentre o recuerde otros...

En una de las disquerías grandes de Avenida Cabildo (no Laffayette, sino la que estaba enfrente), perdido entre docenas de cassettes, lucía en una vitrina la cajita de "Bongo Fury" de Frank Zappa, que terminó siendo lo primero que tuve de él, y el comienzo de un porfiado fanatismo...















"Emotional Rescue" de los Rolling Stones (vinilo, y encima importado) me esperaba en una batea de un local chiquito de una de las galerías de Puente Saavedra, que ya no existe (ni el local ni la galería...) ¡Venga para acá!












Sobre la calle Etcheverría, en la entrada (o salida) de una galería que da a Cabildo, un localcito traía cassettes importados, y cada tanto armaba un saldo en esas fuentes de plástico, como las que se usan para repartir los sachets de leche.  De ahí me quedé con "Heavy Horses" de Jethro Tull y con el primero de UK.

Uno más.  Otra disquería grande en la Avenida Rivadavia, casi llegando a Once, que exhibía una pirámide (claro, les habían mandado muchos) de cassettes del espectacular "Sacred Fire", seguramente el mejor disco en vivo que haya publicado Santana.  Afortunadamente adentro del local había más, así que no hubo necesidad de sacar el mío de la pirámide, con el consecuente riesgo...

Demás está decir que aún conservo y escucho todos éstos ejemplares, mas otros que -repito- serán parte de una próxima entrega...   "Eramos (¡Somos!) tan pobres..."








8 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

No hay mayor satisfacción en este mundo que la de llevarse un disco que llevabas siglos buscando por una miseria. Estás en una tienda de discos de segunda mano rebuscando y de repente encuentras ese disco descatalogado y la cara de satisfacción que se te pone es indescriptible.

China dijo...

Cada escrito tuyo me lleva a la que creo que fue la época más deliz de mi vida, esa adolescencia donde todo era dificil pero a la vez hacía que cada logro (comprar a veces un disco era eso) nos diera tanta satisfacción.
Increíblemente cuando estaba leyendo tu comentario estaba escuchando el primero de UK... los gustos no cambian, mejor aún se van agrandando y enriqueciendo con el tiempo.
Un abrazo muy grande Aldo, yahabrá tiempo para tomarnos un café que hace como un año que no nos vemos.
Alejandro.

Víctor Hugo. dijo...

Hay momentos grandes en las tiendas de discos, momentos en los que regresas a casa hecho todo un campeón:) ¡Saludos!

nrn dijo...

Había una disquería en un local de una galería (todo desaparecido, palabra clave argenta) en roosevelt & cabildo -mano del río de la plata-
que tenía una cinta original de "corpiños en la madrugada", de sumo. El propietario realizaba grabaciones del mismo. Metodológica e infructuosamente he pasado cada tres meses para intentar comprárselo. En una disquería de avenida del tejar (en la cuadra donde había una pizzería llamada los picapiedras compré "divididos por la felicidad" y "llegando los monos", también de sumo. Gran abrazo. Beto.

Aldo dijo...

Aitor:¡Habría que sacarle una foto a esa cara!

China: Ya vamos a tener ese tiempo. Es muy gratificante lo que escribís.

Victor Hugo: Hay que regalarse uno de esos momentos cada tanto...

Beto: ¡Me acuerdo de las dos disquerías que nombrás! Muy de barrio la de del Tejar, como una que había en Cabildo y Republiquetas...

Darío dijo...

Buen post. Que buena la tapa de Zappa de "Bongo Fury".

bonito lunch dijo...

mi mayor placer era comprarme discazos a precios infimos.
recuerdo uno de roxy music, otro de kate bush(vinilos)
y cds muchos:pretender o they might be giants .3 pesitos en musimundo.

Aldo dijo...

Gracias Darío: La tapa encima no dice nada! un delirio, pero está barbara...

Bonito lunch: ¿Viste que nunca te olvidás de esos discos? Gracias por pasar