miércoles, 26 de agosto de 2009

YES EN LOS '80. "90125"


En el hipotético segmento que ya podría llamarse "¿Qué tocaste en los '80?" demos paso a YES con un disco que según el propio RICK WAKEMAN "salvó la vida del grupo", ya que "sin él, Yes hubiese estado más de 10 años sin algún éxito reconocible"... No es menor la consideración del tecladista, que había dejado la banda en el 79 y musical y estéticamente representaba el costado opuesto al modernismo de "90125", el disco en cuestión... Y es muy cierto que necesitaban imperiosamente dar muestras de vitalidad... No había por esos años muchas opciones, realmente era necesario aggiornar el sonido para no resignarse a desaparecer... La adaptación de GENESIS, como dije en otra oportunidad, fué escalonada desde el 78 en adelante, aunque sin dudas "ABACAB" fué el quiebre. Si bien es cierto que el precio artístico de la transformación no fué poco: Genesis perdió gran parte del dramatismo y profundidad no ya de la "era GABRIEL", sino de prácticamente toda la década del 70, aunque cantara PHIL COLLINS, que, de paso, extremó el cambio en su carrera solista, incursionando en el funk y entrando de lleno en ese sonido "mainstream" super-orquestado, común a la mayoría de los artistas "maduros" como ERIC CLAPTON, ELTON JOHN, DAVID BOWIE o TINA TURNER... En definitiva, un standart de producción basado en las nuevas tecnologías aplicadas a TODOS los instrumentos, pero más evidente en la programación de sintetizadores y percusión electrónica, que "limaba" asperezas y dejaba al artista en un segundo plano, resignando los aspectos más salientes de identidad bajo una pátina de audio pensada más para una abundante rotación en las FM...
Pero volvamos a Yes, cuyo caso quizás no sea tan extremo, ya que mantuvo muchas de las consignas de su período "clásico". TREVOR RABIN, el nuevo guitarrista, compositor y productor, fué el encargado de moldear el "nuevo" Yes, no hay duda de eso (de hecho "ese" grupo empezo como "CINEMA" a instancias de él, y sin Jon Anderson, no estando éste integrado hasta bien avanzado el proceso de composición del disco). Combinó algunos aspectos tradicionales como el virtuosismo y la imaginería místico-espacial (Más espacial ahora), con pautas de producción de rigurosa actualidad, notable más que nada en la batería y por supuesto, la guitarra. Recuerdo haber escuchado "Owner Of A Lonely Heart" por primera vez en la radio y asociarlo vagamente con The Police... Los coros también fueron explotados al máximo (Rabin es un gran cantante) en especial en "Leave It", de una forma diferente a la que Yes siempre había usado. También se acercaron al heavy con "Hold On", mientras que "Changes" es lo más parecido al viejo Yes, con abundantes cambios de ritmo y climas. "Hearts" fué EL tema de Jon Anderson, una especie de "Wondrous Stories" o "Time and a Word" en la nueva era...
El resto es sabido. "Dueño de un Corazón Solitario" fué el mega-exito del disco, primer número 1 de Yes en su historia, con el cual recorrieron el mundo, llegando a Argentina en el verano de 1985, en Vélez (Visita no exenta de polémica, a tres años de la Guerra de Malvinas)... A esos recitales fuimos TODOS: los que escuchábamos al grupo desde antes y los nuevos fans... Y fueron grandes shows, por cierto. Láser, look y escenografía futurista (si se quiere un acercamiento estético al New-Romantic), y una performance impecable, aunque algo excedida en pirotecnia, hay que decirlo... Era el Yes que teníamos... ¡Y había que disfrutarlo!... También recuerdo la cobertura de la revista "Gente" (¿?), con las fotos y el seguimiento de las actividades del grupo en el país.
La historia siguió con "9012. THE SOLOS", uno en vivo muy basado en los solos, precisamente, de todos los integrantes, que lo reduce a un documento aceptable de esa gran gira (Mucho mejor es disfrutarlo en su versión en video, que actualmente está en DVD), Y recién en 1987 "BIG GENERATOR", el último (¡por ésa década!) con Rabin, mucho más desparejo pero que sin embargo aportó temas que después siguieron tocando con otras formaciones, como "RHYTHM OF LOVE"...
Si bien es difícil hacer un análisis objetivo para alguien que hubiese "detenido el tiempo" en "CLOSE TO THE EDGE" o "GOING FOR THE ONE", no es menos cierto que Yes, que venía de derrapar con los ex-BUGGLES en "DRAMA", había encontrado por fin su lugar en los despiadados '80.

3 comentarios:

Perry Mastrángelo dijo...

Comento tarde pero seguro.

Este disco me encanta, es un buen aggiornamiento sin perder calidad ni buen gusto. Es un disco con el brillo que caracterizó al mainstream de la década, a mi entender muy superior a la intentona de Genesis (aunque me gusta mucho el lado 1 de "Genesis").

Defenestrarlo me parece un lugar común muy berreta. También aunque más modestamente, rescato el disco Drama.

Salu2

Hugo Lagar dijo...

Este es uno de los casos (no el único en la historia de Yes) donde un proyecto con destino distinto desemboca en la discografia primero y, luego, la historia de Yes. Después vienen los argumentos y opiniones. El álbum es excelente en sí mismo. Muy bien producido por alguien (Trevor Horn) que ya había integrado la banda y tenía cabal conocimiento de sus compañeros (Squire y White). Lo que ha sucedido fue que a los temas originales de Trevor Rabin les aplicaron el "Tratamiento Yes" y la pericia de un genio como Horn, que es bastante responsable del sonido logrado en la edición final. Queda claro que el artífice fue Rabin y que no pudieron llamarse Cinema por potenciales acciones judiciales de otras bandas con ese nombre y el "acuerdo" Squire-Anderson de volver a llamarse Yes. El cambio de década y de tendencias de mercado tendían a que debieran aggiornarse en los 80s. Lo tenían muy claro y Anderson se sumó muy pero muy al final, con todo ya planificado. Tony Kaye era y es hoy en día renuente a nuevas tecnologías. Es un purista en la materia; lo que llevó a retirarse temporalmente porque Horn siempre es alguien de vanguardia sonora. No hay vestigios de Jobson tocando Yes pero el violinista-tecladista ha afirmado que el equipamento le fue retirado cuando renunció a compartir créditos con Tony Kaye)y llevado a la sala de mezcla de 90125. ¿Quiénes tocaron teclados en el álbum, entonces? Rabin, Horn, Kaye y flotará la duda sobre Jobson. Recuerdo a Rick cuando nos comento a Andrés Valle y a mí (Reportaje para Mellotron Magazine) que el disco le salvó la vida a Yes. Pero 90125 es excelente por su propio mérito y obligó a cambio de Era por estilo en la historia de Yes. Hay un Proto-YES, un YES-Howe, una "transición Buggle" y un YES-Rabin; ya que los tecladistas (por mejores que fueran) no marcaron un cambio de Eras o Etapas. Le guste o no a los fans ortodoxos, 90.125 es accidentalmente un excelente disco de Yes, quizás no el mejor pero sí lo fue en términos comerciales.

Aldo dijo...

Perry: Yo también rescato Drama, y además me encanta! Slds

Hugo: Gracias a tu comentario vuelvo a leer lo q publiqué hace mas de cuatro años, y reconozco q sigo pensando igual!.. Obviamente la referencia a Wakeman se origina en esa increíble nota q hiciste para la inolvidable Mellotron, q sigo guardando con gran cariño junto con las otras.. Yo con lo de Jobson tengo mis dudas, pero en fin.. es cierto q este disco es excelente por si mismo, aunque el contexto histórico y la comparación no lo ayuden.. Sldos