jueves, 5 de septiembre de 2019

Lanzamiento: YES 50 Live




Mientras la formación de Anderson, Wakeman y Rabin quedó a mitad de camino con los eventos relacionados al festejo del 50 aniversario (hicieron la gira testimoneada en el excelente album/dvd/bluray Live at the Apollo), el Yes oficial de Steve Howe y Alan White plasmó las actuaciones en el Fillmore de Philadelphia de Julio de 2018 en el doble cd o cuádruple LP 50 Live, con un repertorio que repite los infaltables Roundabout y Starship Trooper, los bastante habituales Parallels y Yours is no Disgrace, sus dos mejores épicos como son Close to the Edge y Awaken y algunos temas no tan transitados en shows o discos en vivo como Nine Voices (de The Ladder), Madrigal, Sweet Dreams o la pieza inicial del album Fly From Here, traída desde la época de Drama al nuevo milenio luego de la partida de Jon Anderson para el disco donde participó el antecesor del actual cantante Jon Davison:  el canadiense Benoit David.
En la búsqueda de legitimar una formación donde faltan Anderson (hoy solista) y el fallecido Chris Squire (reemplazado por un Amigo de la Casa como Billy Sherwood), Yes convocó al tecladista original Tony Kaye que toca en los bises, y a Patrick Moraz para los teclados de Soon (parte final de Gates of Delirium de Relayer, donde tocó originalmente).  Falta nombrar al bueno de Geoff Downes en teclados y al baterista Jay Schellen, que toca en gran parte del show desde que Alan White fué operado de la espalda en 2016 y bajó un cambio.




El arte de Roger Dean siempre es bellísimo aunque haya dejado de ser novedoso hace bastante, y de la música de Yes no es mucho lo que se pueda agregar a esta altura.  Quien se desinteresó completamente del grupo desde que no está Jon Anderson (y es entendible) directamente pasará de largo, y preferirá mil veces otra 'novedad' como Progeny, edición masiva del sello Rhino en 2015 con siete shows de la gira de Close to the Edge.  Para el resto, 50 Live sigue la línea de los Like it is y Topographic Drama, completando entre todos gran parte de la historia del grupo en la voz del nuevo cantante.

Párrafo aparte para el siempre desalentador mercado local de discos, donde con el dólar por las nubes el doble cd importado cotiza a unos $2000 (al cambio de la fecha) y el cuádruple LP a una cifra disparatada como vienen a ser... ¡mas de diez lucas!






No hay comentarios.: