martes, 1 de marzo de 2016

La Resurreción del CD

Mientras todos hablamos del auge de los vinilos, esta nota viene a ser una especie de ejercicio de futurología.. ¡Así que si la estás leyendo en, digamos, 2022, chequeá primero la fecha de publicación antes de comentar!...

En la era digital donde el Streaming mató al Idolo del Download, el vinilo volvió para devolver la experiencia de dedicarle un momento especial al acto de escuchar música, reavivar el ánimo de coleccionismo que históricamente estuvo ligado a los discos, y por que no para vaciar las billeteras del melómano en el intento.

Contra lo que uno pudiera pensar, no son solo quienes ya escuchaban vinilos hace treinta años quienes se prendieron en el revival, sino también mucho sub-30 que también le encontró la onda, quizás cansados -como cualquiera- de tener música saliendo hasta de las baldozas pero no saber que escuchar.




Y tarde o temprano, cuando el furor por los discos de 30cmts se instale en una meseta, el ánimo de comprar música (coleccionarla, regalarla) ya se habrá arraigado en la costumbre de unos cuantos, y algunos decidirán que vale la pena reconsiderar la colección de antiguos cds, valorizarla y agrandarla.

No digo que otra vez los compacts desplacen a los vinilos como pasó alguna vez, porque los tiempos son otros, y seguramente en unos años exhibir una vitrina de discos (de cualquier tipo) podrá ser una excentricidad.

Al ritmo de la tecnología quién sabe que nuevas formas mas prácticas y baratas de acceder a la música nos faltan conocer, siempre teniendo en cuenta que práctico puede ser pero barato mas o menos, porque te lo están cobrando por otro lado, y ademas estamos aprendiendo a vivir creyendo que si dejamos de chequear el celular cada cinco minutos nos puede pasar algo terrible...

8 comentarios:

Esteban dijo...

Buena y breve reseña.
Soy de los románticos que aún compran cedes, debo tener unos 100.
Los vinilos no me han entrado ya que honestamente, son cedes pasados a un vinilo, no se escuchan muy diferente a un cede y todo es una campaña publicitaria más que otra cosa. De todas maneras me parece notable que se recupere el "concepto disco", que es lo que realmente está en decadencia en medio de una sociedad demasiado inmediata, incapaz de escuchar dos temas seguidos sin desesperarse.
Saludos
Esteban
http://politomusica.blogspot.com

M.A.V. dijo...

Yo me crié con el vinilo. Nunca dejé de comprarlos porque el mercado de segunda mano siempre estuvo activo. Pero desde su supuesto retorno, no compro novedades en vinilo. Por su elevado precio y porque a fin de cuentas y cómo indican más arriba, no son grabaciones echas para ese formato. Y si, ahora compro mucho CD, encuentro grandes discos a precios irrisorios...

Pero cómo dices en la entrada, posiblemente coleccionar música en formato físico sea una excentricidad.

Víctor Hugo dijo...

Interesante. Mi padre se crió con vinilos y yo con cedés. Sincera y personalmente es lo que me ha tocado y con lo que me encuentro más cómodo cuando me pongo a escuchar y disfrutar de la música. El vinilo está bien un rato, pero luego noto que la calidad se va perdiendo... En fin, que sea el formato que sea, nos respetemos y sigamos disfrutando de esa maravilla llamada MÚSICA.

¡Abrazos!

Rick dijo...

El futuro no es una cuestión de formato, sino de maneras de ser: la masa recurrirá a los sistemas digitales (streaming o almacenamiento en USB, memorias externas, etc) y una minoría esteticista al vinilo. El CD está justo en el medio de ambas tendencias, y por lo tanto está muerto. No tiene valor añadido (como el vinilo) ni mejora el sonido standard digital.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Interesantes planteos. Yo suelo desconfiar de algunos pronosticos, como los de la desaparición de los libros.
La revalorización de los vinilos fue algo que esa clase de anticipos no pudo anticipar. Es verosimil que la los CD les quede tiempo. Soy de tener los CD que me gustan. Salvo que se venga un nuevo formato físico, más práctico y a precio accesible, no creo que sean desplazados.
Algo que tendrian que tener en cuenta es que siga habiendo lugares para comprar CD o lo que sea, que tenga lo que no necesariamente es lo más vendible. En una cadena que se volcó a vender electrodomesticos, no están disponibles todos discos de No lo soporto. En mi opinión, una gran falta.
Saludos.

Guillermo dijo...

El Demiurgo de Hurlingham, Mucha Razón con lo que dices, soy Coleccionista de CD's (Tengo alrededor de 1.000) básicamente busco 1ª Ediciones que son las que mejor suenan, pre Loudness WAR. Es dificil encontrar disquerias.. Yo Particularmente recorro ferias y me muevo en un circuito que ya todos nos conocemos (somos practicamente Siempre los mismos). Pero no todo esta perdido... Algunas Quedan!. Como Zivals y el Coleccionista, Cactus, Etc... Solo Hay que Buscar, Conocer y No caer en la Estafa de los Sobreprecios. Saludos.

Aldo dijo...

Quien sabe que pasará cuando desaparezca el último hombre sobre la tierra que haya escuchado música antes de internet!!! Gracias x los comentarios!

P. Mastrángelo dijo...

No sos el único que anticipa un resurgimiento del cd, formato que recontra banco. En realidad de lo que habla esto es del resurgimiento de la experiencia, sea el formato que sea. Esa experiencia se pierde en Spotify, y eso que me gusta bastante. Puedo dar rienda suelta a discos que por economía no tengo, testear futuras compras, conocer bandas de antes y de ahora... todo conectado a mi mixer: bandeja, compactera y tablet. En el caso de los vinilos, Spotify me ahorra el viejo y querido back up.. qué sé yo, hay que pensar holisticamente, las cosas son complejas, va más allá de dar por muerto o resucitado a algún formato. Eso sí, la masa, el gran público, al físico no creo que vuelva. Saludos