sábado, 26 de marzo de 2016

El STREAMING mató al Idolo del DOWNLOAD

Usé la frase del título en una publicación hace poco, y enseguida pensé que sonaría bien como encabezado. Es una obvia referencia al Video Killed the Radio Star de los Buggles, nombre resignificado al ser el clip inaugural de MTV.  Y ahora que la tecnología avanza diez veces mas rápido que en los '80, casi ni nos damos cuenta que nuestra forma -o una de nuestras formas- de escuchar música dio otro paso en su incesante evolución.

¿Cuanto hace que no te 'bajás' un disco?  Tal vez incluso te sorprendas al encontrar que varias páginas y blogs de descargas han ido desapareciendo progresivamente por acumulación de denuncias por copyright.  Ya dije hace bastante que la industria iba a encontrar la vuelta de combatir al download, y que no sería con un 'poder de policía' (aunque también) sino con una opción mas práctica e igual de útil.

Grooveshark fué el primer indicio, pero al no evolucionar ni actualizarse cayó hasta desaparecer, curiosamente por tampoco haber sabido solucionar el asunto de los derechos de propiedad.  A todo esto el Soundcloud mostraba lo fácil que era para los músicos independientes poner sus canciones a consideración del mundo entero a un clic, sin olvidar los enlaces y playlist 'oficiales' de Youtube.  Spotify llegaba por referencias pero fue un misterio durante un tiempo en Argentina, donde ya funcionaba Deezer, pero llegó.





En la ceremonia de los Grammy los capos de la industria armaron el gráfico de un centavo cortado como una pizza para mostrar el poco dinero del streaming que llega a los músicos.  Pero ya está, el que compra discos desde antes lo seguirá haciendo, pero no vas a convencer a nadie de que gaste dinero en algo que puede obterner gratis o casi.  En ese sentido el Spotify no solo jaquea a las descargas 'ilegales' sino que deja prácticamente fuera de carrera al Digital Download oficial, porque quien no tiene apego a lo físico no pagará por cada disco o canción suelta lo que ya tiene por otro lado, y esto ya es una realidad:  En el último año los ingresos por servicios de Streaming superaron por primera vez a los generados por Descarga Digital, la respuesta que las discográficas sostuvieron para combatir la piratería...
(http://www.lavoz.com.ar/tecnologia/los-ingresos-por-streaming-de-musica-ya-superan-los-de-descargas-digitales-en-eeuu)

Y si de industria hablamos, la llegada del catálogo de los Beatles a todas las plataformas online en la última navidad terminó de legitimar el formato, apretando a los artistas que se resisten...  ¡Cada tanto me fijo si ya está la discografía de King Crimson!  Todavía no.

El Streaming mató al Idolo del Download, aunque quedan un par de puntos que justificarían seguir bajando discos:
El primero es que si aún en formato digital no está todo, mucho menos en las páginas online.  Siempre habrá discos malditos, oscuras bandas de la psicodelia perdidas en el tiempo, compilados mágicos de la era del LP que jamás se reeditarán, y otras tantas carencias del melómano exquisito que esmerados blogueros seguirán rippeando cuidadosamente para después entregar al mundo.  Robin Hoodes de la internechi...

El otro punto es menos romántico que práctico:  Aún seguimos cargando nuestros teléfonos con mp3 para subtes, bondis y vía pública, y metiendo cds o pendrives en el autoestéreo.  Sin embargo ya existe la alternativa del paquete premium de Spotify (que algunas telefónicas bonifican en los abonos mas caros) para cargar lo que quieras antes de salir, sin tener que enchufarte al rígido de la pc de casa, mientras el bluetooth que traen los estéreos nuevos te permiten lo mismo en el auto.  Está la tendencia y parece irreversible (hasta que inventen quién sabe qué) banda ancha mediante.

Mientras tanto empiezo a creer que esas cajas con cds de discografías completas en mp3 están ocupando demasiado lugar...  Tal vez la japonesa de La Magia del Orden tiene alguna recomendación para estos casos.



6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

la muerte d elo digitak es spooty Un error para los músicos dado lo que pagan y el fin del sistema de vinilos y cds

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Creo que seguiré comprando CD si encuentro lugares donde vendan lo que me gusta. Aparte de lo que encuentro en youtube.

Aldo dijo...

Bernardo: Pero el final sera largo, llevará tiempo digo yo..

Demiurgo: Siempre habrá lugares para conseguir lo que nos gusta..

javistone dijo...

Olvidas un aspecto que no es poca cosa: Aplicaciones como Spotify, pero sobre todo Spotify, exigen la aceptación de unas condiciones sobre el acceso a tus dispositivos que no es que rallen lo ilegal, es que son abusivas a niveles inaceptables. Y aunque a mucha gente le dé igual, a algunos nos parece un abuso. Yo de los móviles he eliminado Spotify, lo tengo solo en el tablet, que no tengo nada privado.

Ah, y efectivamente las descargas seguirán, siempre... Pero no por las descargas directas, sino por las aplicaciones de toda la vida. Soulseek en 2016 no ha cambiado prácticamente nada y sigue siendo una bendición para todos los que estamos ávidos de más y más música.

Saludos...

Aldo dijo...

Es cierto, aunque de esa forma tampoco debemos tener Fbk, twitter, etc etc..

brian zayas dijo...

grooveshark que en paz descanse el mejor lejos